jueves, octubre 08, 2009

Herta Müller


Tiene agallas la Academia Sueca, digan lo que digan, para apostar por los autores menos previsibles. Autora difícil, pero sugerente. El año pasado estuvo en Estocolmo en el encuentro Waltic, en junio. Yo no sabía nada de Müller, hasta que Mircea Cartarescu me advirtió sobre ella mientras caminaba más bien sombría en medio de una terraza de verano. Aunque sea menuda, sus ojos son imponentes. Había una especie de aureola alrededor de ella, sobre todo entre el grupo de rumanos y alemanes. Me alegro por su premio, porque su tipo de escritura es implacable. Al menos en el único que he leído de ella "El hombre es un gran faisán en el mundo".

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal